+34 91 425 01 20
info@speakandgoidiomas.com

¿Merece la pena salir fuera de España para aprender Inglés?

29 Abr 2015

¿Merece la pena salir fuera de España para aprender Inglés?

/
Posted By
/
Comments0

Ni lo dudes. Sería negar la evidencia. Y la prueba está en que, año tras año, los chicos repiten experiencia. Ellos, porque lo pasan bien. Sus padres se lo financian porque los resultados académicos demuestran el avance lingüístico. Pero no sólo aprenden inglés, sino mucho más. Pasar unas semanas en Inglaterra, Irlanda o EE.UU. en verano vuelve a los niños más autónomos. Conocen gente de todas partes del mundo y eso es siempre enriquecedor.

Aprenden a administrar su dinero y a resolver sus propios “problemas” (ninguno de gravedad, ya que para eso están los monitores).  Pero, lo mejor de todo es lo bien que lo pasan. Aprenden inglés a través de actividades divertidas, siempre enfocadas al uso del idioma (cine, concursos, clases de baile impartidas por nativos…). Por supuesto, si los programas incluyen clases de inglés, los chicos verán muy reforzada su gramática inglesa, aunque las lecciones son también divertidas y dinámicas. Se busca que los estudiantes ganen en confianza y mejoren su listening y speaking.  Dos puntos muy importantes que seguirán practicando con la familia nativa con la que se alojen. Si han elegido estancia en residencia, tampoco les faltará con quién hablar, ya que harán decenas de amigos no hispanohablantes con los que tendrán que usar necesariamente el inglés.

Lo importante es elegir bien el “nivel de dificultad” del curso. Un primer año es importante invertir en que el niño lo pase bien y quiera repetir. No hay que preocuparse por si hablará más o menos inglés. Siempre será infinitamente más que el que pudiera practicar en España. Volverá con más seguridad, más vocabulario y el oído mucho más receptivo al inglés nativo. En años sucesivos, hay programas con más carga de inglés (programas de teatro con compañías de niños ingleses, programas en los que niños nativos se unen a las actividades del grupo internacional por la tarde, campamentos con niños nativos, programas de inmersión en familia o, incluso, años escolares en países de habla inglesa) que conseguirán que los niños saquen todo el partido al curso.

Pero no conviene agobiar a los peques en la primera experiencia.  El cambio de país, el salir de casa y vivir con desconocidos, el que hasta pedir una coca-cola tenga que hacerse en inglés, tiene mucho mérito cuando uno no llega a los 15 años y no hay oído más inglés que el de su profesor del colegio.

Leave a Reply